Sin plástico, Sin contaminación

Foto: National Geographic

El plástico ha cambiado nuestras vidas, de eso no hay duda. Lo que hace unos años era el máximo exponente del desarrollo, ahora se ha convertido en una pesadilla para el medio ambiente y los animales, ser humano incluido. En National Geographic queremos aportar nuestro granito de arena y los suscriptores no recibirán la revista envuelta en plástico.

Se calcula que en todo el planeta unos 5.700 millones de toneladas de residuos plásticos no pasan por una planta de reciclaje. De hecho, cada año van a parar al mar unos 8 millones de toneladas de estos desperdicios.

Demasiada basura para un material que suele empezar a biodegradarse a partir de 450 años. Y es que, mientras que la producción de plástico alcanza hoy un ritmo vertiginoso, nuestra capacidad para reciclarlo no crece a la misma velocidad, máxime considerando que en torno a un 40% de todo el que producimos cada año es desechable y que una buena cantidad de esta proporción se usa en envases diseñados para tirarlos a los pocos minutos de adquirirse. Es el caso, entre otros, del plástico con el que se envuelven los alimentos frescos en los supermercados o los envoltorios de numerosos productos de uso común.

Por este motivo, desde National Geographic queremos dar un paso hacia delante en pro de la sostenibilidad, eliminando el plástico del sobre que contiene la revista que llega mensualmente a los suscriptores y sustituyéndolo por uno de papel reciclado. Un pequeño cambio que ahorrará al medio ambiente miles de bolsas no reutilizables.

Fenix Ediciones / Metachannel Branding / Alfa Prisma Studio / Christian Caicedo

Fuente: nationalgeographic.com.es

Anuncios